Política en Twitter

Somos muy aficionados hacer listas de todo. Hace unos días vi la publicación de los “Los diez líderes políticos con más seguidores en Twitter”. No me sorprendió mucho descubrir que en esas listas mundiales de políticos con más seguidores en Twitter casualmente escasean los políticos/líderes europeos.

La relación que tienen algunos paíImagenses latinoamericanos con sus respectivos presidentes difiere mucho a la relación que mantenemos los europeos con nuestros líderes. La política se vive de una forma diferente en cada continente y es fácil observarla en Twitter.  Esa diferencia “estructural de cada sistema político” se nota en la relación que tiene cada líder en los tuits que envía.

Un ejemplo muy cercano y  de plena actualidad que tenemos para comparar ha sido el comportamiento de los lideres políticos respecto a la elección del nuevo Papa Francisco. La mayoría de los presidentes latinoamericanos han enviado tuits de felicitación de una forma más o menos entusiasta o natural. En cambio, sorprende ver que el Presidente de España, @marianorajoy, en su tuit del 13 de marzo escribió “Mi más calurosa felicitación por la elección a la sucesión en la Sede Apostólica de Su Santidad Francisco I http://ow.ly/iSPXE ” Si nos dejamos llevar por el enlace… La sorpresa es mayúsculas… Una nota de prensa diciendo que el Presidente ha enviado un ¿telegrama? de felicitación al nuevo Papa.  Si comparas esta acción de comunicación del Presidente con otros lideres latinoamericanos, te sonrojas y piensas: ¿su Twitter lo utiliza como un medio social o cómo un medio propagandista?. Lo que no cabe duda es que utiliza su cuenta de una forma institucionalizada y nada personal, muy diferente al uso que hace Obama con mensajes como “Four more years” (asesorado por su gabinete de prensa/comunicación/asesores).

Sigo en mi cuenta de Twitter a diferentes políticos de diferentes colores y por ahora, su mensaje siempre ha sido más institucional que personal. También es cierto que en Europa la concepción de un político es diferente: la vida privada del político europeo pertenece a su esfera privada. Muy distinta a la concepción de un político americano que su vida privada importa tanto o más que su vida pública. Al final y acabo, es una persona que quiere servir a sus ciudadanos.

Es normal que los ciudadanos huyan de unos perfiles propagandistas y alejados de la nueva realidad social. El mensaje burocrático/institucionlizado ha muerto. Twitter lo confirma.