El futuro de la Responsabilidad Social Empresarial

La semana pasada la Cámara de Huesca acogió una jornada de Responsabilidad Social Empresarial en la capital altoaragonesa. Tuve la oportunidad de conocer más a fondo el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y lo que significa. Conocer las estrategias de RSE que ejercen actualmente profesionales como María Calvo Pesini, directora de RSC y Gestión del Talento del Grupo Vips, y de empresas altoaragonesas como Agropal, Atades Huesca y el Grupo Baxter.

Una de las preguntas que me hice al terminar la jornada fue: ¿cuál sería el undécimo principio del Pacto Mundial? Después de reflexionar camino a casa, lo vi claro.

Responsabilidad Fiscal Empresarial

La obligación ética empresarial de contribuir fiscalmente con el volumen de su negocio en los estados en los que opera. Rechazando el uso de la ingeniería fiscal que está drenando las arcas de los Estados. Los Gobiernos deben financiar el estado del bienestar y el desarrollo de sus conciudadanos. Una empresa tiene la obligación de ser responsable en el país en el que desarrolla su negocio también en el ámbito de los impuestos. Este es el siguiente paso en la Responsabilidad Social Empresarial. Los impuestos.
RSE, RSC, impuestos,

Cada día observamos en la prensa, todas aquellas multinacionales que juegan con la ingeniería fiscal en sus balances y en sus compras internacionales entre filiales rebajando los márgenes de los productos o servicios que ofrecen en otros países. Reduciendo los impuestos a la hora de pagar. En el mundo de las empresas tecnológicas, es el mantra que impera en estos días.

¿Cómo es posible que Apple pueda declarar unos ingresos de sólo 19,9 millones de euros en su filial española? Toda empresa debe ser fiscalmente responsable en el país en el que opera. Pagando los impuestos que le tocan, sin hacer trampas fiscales. El beneficio en la sociedad revierte en la empresa.

Todas esas empresas utilizan el marco normativo fiscal que la Unión Europea ha permitido. ¿Es legal? Sí. ¿Ético? No. ¿Dónde queda la Responsabilidad Social Empresarial?

Son empresas que juegan con la fiscalidad de países diferentes, con paraísos fiscales, con empresas sin empleados, con sedes fiscales domiciliadas en buzones de correos con el único fin de disminuir los impuestos que deban pagar… No veo que sea una forma elegante de decir que estas comprometido con la sociedad.  Estas empresas buscan como único fin maximizar los beneficios para repartirlos entre sus accionistas.

La empresa tiene la obligación de ser rentable para su supervivencia. Sin embargo, moviéndose entre las Paraísos fiscalessombras de la legalidad fiscal no creo que sea la mejor forma de presentarse ante la sociedad. Es cierto que el problema viene derivado del sándwich holandeses o del doble irlandés. Sistemas legales tolerados por los gobiernos pero que cada vez están siendo más vigilados por los organismos internacionales por la merma de los ingresos fiscales.

Si los gobiernos no actúen pronto, deberían dar ejemplo todas aquellas empresas que quieran marcar la diferencia. Si el “Hecho/Fabricado en España” es utilizado como diferenciación para cuando el  “Impuestos pagados en España”.

¿No crees? 😉

—-

Imágenes de Images Money  y de Madresiagl Lia en Flickr

Política en Twitter

Somos muy aficionados hacer listas de todo. Hace unos días vi la publicación de los “Los diez líderes políticos con más seguidores en Twitter”. No me sorprendió mucho descubrir que en esas listas mundiales de políticos con más seguidores en Twitter casualmente escasean los políticos/líderes europeos.

La relación que tienen algunos paíImagenses latinoamericanos con sus respectivos presidentes difiere mucho a la relación que mantenemos los europeos con nuestros líderes. La política se vive de una forma diferente en cada continente y es fácil observarla en Twitter.  Esa diferencia “estructural de cada sistema político” se nota en la relación que tiene cada líder en los tuits que envía.

Un ejemplo muy cercano y  de plena actualidad que tenemos para comparar ha sido el comportamiento de los lideres políticos respecto a la elección del nuevo Papa Francisco. La mayoría de los presidentes latinoamericanos han enviado tuits de felicitación de una forma más o menos entusiasta o natural. En cambio, sorprende ver que el Presidente de España, @marianorajoy, en su tuit del 13 de marzo escribió “Mi más calurosa felicitación por la elección a la sucesión en la Sede Apostólica de Su Santidad Francisco I http://ow.ly/iSPXE ” Si nos dejamos llevar por el enlace… La sorpresa es mayúsculas… Una nota de prensa diciendo que el Presidente ha enviado un ¿telegrama? de felicitación al nuevo Papa.  Si comparas esta acción de comunicación del Presidente con otros lideres latinoamericanos, te sonrojas y piensas: ¿su Twitter lo utiliza como un medio social o cómo un medio propagandista?. Lo que no cabe duda es que utiliza su cuenta de una forma institucionalizada y nada personal, muy diferente al uso que hace Obama con mensajes como “Four more years” (asesorado por su gabinete de prensa/comunicación/asesores).

Sigo en mi cuenta de Twitter a diferentes políticos de diferentes colores y por ahora, su mensaje siempre ha sido más institucional que personal. También es cierto que en Europa la concepción de un político es diferente: la vida privada del político europeo pertenece a su esfera privada. Muy distinta a la concepción de un político americano que su vida privada importa tanto o más que su vida pública. Al final y acabo, es una persona que quiere servir a sus ciudadanos.

Es normal que los ciudadanos huyan de unos perfiles propagandistas y alejados de la nueva realidad social. El mensaje burocrático/institucionlizado ha muerto. Twitter lo confirma.