El pecado de Facebook

Hace un par de días nos encontrábamos en la prensa titulares “Tus ‘me gusta‘ en Facebook pueden predecir cómo eres”,”Dime tus ‘Me gusta‘ de Facebook y te diré quién eres” situándose en la portada de algunos medios de comunicación online.

Un grupo de investigadores británicos del Centro deEl símbolo de Me gusta de Facebook Psicometría de la Universidad de Cambridge han desarrollado un “algoritmo/modelo matemático” que  predice con una alta tasa de acierto la raza, la ideología o la orientación sexual del usuario de la red social a través de los famosos “Me gusta”.

¿Alguien se ha sorprendido?

Pensemos friamente, las redes sociales (Facebook/Instagram/Twitter/Tuenti/LinkedIn…) se han convertido en una extensión de nuestra vida. Subimos comentarios, fotos, seguimos empresas, grupos musicales que nos gustan o escribimos nuestro currículum vitae en nuestro perfil de usuario. Quedando todo registrado en nuestro “historial policial digitalizado”.

A veces creo que que padecemos una especie de exhibicionismo de lo que hacemos, pensamos y sentimos.  Con una necesidad de expresar espontáneamente y excesiva lo que nos importa o pasa (mi caso al escribir este blog).

Facebook es el muro ideal de expresarnos; el caso de Twitter es mucho más llamativo, tiene una comunidad de usuarios más “instantánea“. ¿El próximo algoritmo vendrá de la mano de Twitter?

Con el supuesto algoritmo,desarollado a través de la ciencia social computacional que se encarga de extraer información personal de las redes sociales,se busca poder realizar una mayor segmentación del los usuarios de los medios sociales y poder realizar una campaña publicitaria con mayor afinidad al público que deseamos cautivar. Los medios sociales contienen un gran arsenal de datos personales, que nosotros mismos hemos ido facilitando progresivamente con el paso del tiempo. Una base de datos actualizados que hemos ido entregando gratuitamente y sin percatarnos que lo haciamos. Información muy valiosa para los anunciantes y empresas.

Cuantas veces hemos visto un perfil de un amigo de un amigo que lo conocemos, hemos ido curioseando las públicaciones que sigue y hemos podido presuponer sus gustos deportivos, musicales, ideología politica, sensibilidad medioambiental o su orientación sexual.

Este algoritmo es un paso más a una mayor segmentación de una la gran  comunidad de usuarios de Facebook, el valor económico de los medios sociales es el poder personalizar cada pantalla de ordenador o movil con anuncios ultrapersonalizados a sus usuarios.

Anuncios